0 elementos

Muchos españoles se plantean este verano unas vacaciones en el territorio nacional:

Las escapadas domésticas tienen dos ventajas evidentes. La primera es que suponen trayectos más cortos, en los que evitar el avión, el tren, el barco o cualquier otro medio de transporte que implique proximidad con desconocidos. La segunda es que resultará más fácil volver a casa ante el más mínimo contratiempo. (El País)

Si no es tu caso y te apetece salir de España, no olvides consultar la información oficial del destino que te interesa.

En la plataforma Re-open EU de la Comisión europea, creada para favorecer la vuelta segura al turismo en toda Europa, están disponibles informaciones actualizadas sobre cada uno de los países, para permitir a los ciudadanos europeos planificar con tranquilidad sus viajes y vacaciones durante y después del verano.

Si prefieres empezar con un poco de turismo rural y de cercanía, compartimos nuestra experiencia de viaje a un destino que sorprende por su clima, su gastronomía y sus paisajes…no muy lejos de Madrid: la Sierra de Gredos.

La Sierra de Gredos está situada entre las provincias de Salamanca, Cáceres, Ávila, Madrid y Toledo. Este espacio natural es poseedor de la Carta Europea de Turismo Sostenible concedida por la Federación EUROPARC.

Para una escapada de dos noches, de viernes a domingo, elegimos alojar en Arenas de San Pedro en la Posada del Infante: un hotel rural ubicado en la entrada del pueblo. Este año han tomado la decisión de no abrir el restaurante, pero es un lugar muy agradable y bonito, atendido maravillosamente. Ofrecen un buen desayuno que sirven a la mesa respetando todas las medidas sanitarias recomendadas, aplicadas cuidadosamente también en las operaciones de check in y check out y en el cuidado de las habitaciones.

Arenas de San Pedro está ubicado en el Valle del Tiétar, en pleno Parque Regional de la Sierra de Gredos: rodeado por un entorno natural espectacular, ofrece interesantes senderos, además de arroyos, gargantas y atractivas piscinas naturales.

Nosotros elegimos la Senda de los pescadores, un recorrido circular que sale desde la izquierda del puente (justo detrás del Castillo), acompañado por el río y donde encontrarás zonas fresquitas para bañarte. Nosotros disfrutamos mucho de las piscinas naturales que se encuentran en pleno cauce del río Arenal.

Otros lugres que no nos quisimos perder fueron el pintoresco pueblo de Guisando y, muy cerca de allí, El charco verde (una de las piscinas fluviales formadas por las aguas del río Pelayos), que nos apareció demasiado concurrida, y el Nogal del barranco.

Otra maravilla de la zona es Candeleda, con su paseo marítimo 🙂 En serio: a orillas del río han credo un paseo precioso que llega hasta las piscinas de El Palomas y El Carreras, en la zona alta del pueblo…con sus chiringuitos incluidos!

No es por nada que a Candeleda se le llama la Andalucía de Gredos, por su clima tan benévolo, gracias a la protección de la Sierra a sus espaldas: nos han sorprendido las palmeras, los naranjos y hasta las chumberas.

No hemos podido pasar por Candeleda sin saludar a nuestro amigo Luis, quien gestiona, junto con su chica Ana, 3 alojamientos: dos Hostales rurales en el centro del pueblo (Hostal Rural Luna y Hostal Rural Lunaposada) y una casa rural de alquiler completo. Los Hostales los encuentras en la Plaza del Castillo, una plaza bonita pero bastante peculiar, ya que, a pesar de su nombre, no encontrarás ningún castillo.

Luis es un encanto: no dudes en contactar con él si eliges quedarte en Candeleda durante tu próxima estancia por la Sierra de Gredos. Él y Ana nos aconsejaron subir al Santuario de la Virgen de Chilla, una preciosidad dedicada a la patrona del pueblo. Allí mismo encontrarás también un magnífico restaurante, El Refugio de Chilla. Mejor reservar.

Y, hablando de comida, no tendrás problemas en encontrar Restaurantes recomendables en la zona. En Arenas de San Pedro hay muchas opciones. A nosotros nos encantaron las sugerencias de nuestra anfitriona de la Posada: Sabor Alegre, el Sitio de Gonzalo y, para una cena un poco especial, El Sur de Gredos.

Está claro que viajar por España puede ser todo un descubrimiento y si ahora mismo, además, te da más tranquilidad, anímate a buscar tu hotel por España.

X